<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=558084501049291&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">

Quiero comprar una casa, ¿de dónde saco el dinero?

Si alguna vez has pensado “quiero comprar una casa”, pero tu ilusión se desvanece cuando te das cuenta que tus ahorros no te lo permiten, ¡no desesperes! Existen varias alternativas que pueden ayudarte a volver tu sueño realidad.


Reunir el dinero para comprar una casa puede ser más fácil de lo que crees, gracias a las distintas modalidades de créditos que las instituciones financieras ofrecen actualmente.

¿Aún no sabes a cuáles puedes acceder? Aquí te presentamos las opciones que pueden ayudarte a estrenar tu patrimonio muy pronto.

 

Créditos Infonavit

Si la empresa donde trabajas está inscrita al régimen Infonavit, puedes empezar a cotizar para poder acceder a un crédito. Sin embargo, para solicitarlo es necesario que cumplas con ciertas condiciones, como haber reunido un mínimo de 116 Puntos y no tener adeudos anteriores.

Actualmente, el Infonavit ofrece diversas modalidades de créditos diseñados para ajustarse a las necesidades de las personas.

Por ejemplo, el Cofinavit permite aumentar el monto de tu crédito, al sumar el que te otorga el Infonavit con el de otra institución financiera a elegir; de igual forma, si recibes propinas o comisiones, puedes ampliar tu monto con Cofinavit Ingresos Adicionales. En esta modalidad, el Infonavit te otorga una parte del crédito basándose en tu salario formal y la otra parte, un banco de acuerdo con tus ingresos extras comprobables.

 

Leer más: Tipos de crédito Infonavit, ¡te decimos cuál te conviene!


Crédito bancario

quiero-comprar-una-casa-de-donde-saco-el-dinero-cliente-asesora-papeles-1

Si no cotizas para el Infonavit, esta puede ser una excelente alternativa de crédito. Es otorgado por el banco de tu elección y para ejercerlo, deberás aceptar determinadas condiciones de pago bajo contrato.

Con este tipo de financiamiento puedes efectuar los pagos por un monto mayor, lo que hace que la mensualidad se incremente y puedas cubrir el adeudo mucho más rápido, aún cuando la tasa de interés sea fija.

Elegir el mejor crédito bancario para ti, dependerá de que sus características se ajusten bien a tu capacidad financiera. Por eso, es importante que investigues lo que te ofrece cada una de tus distintas opciones.

Acércate a un ejecutivo y consulta sobre los tipos de seguros que ofrecen, las tasas de interés, los plazos y el Costo Total Anual (CAT), que es donde se incluyen los montos de seguros y comisiones.

 

Créditos hipotecarios de Pemex

Si eres trabajador de Pemex y cuentas con al menos dos años de antigüedad, puedes recibir hasta dos créditos para comprar tu casa, ampliar o liquidar otro crédito hipotecario.

Este financiamiento es otorgado a través de un banco, bajo las condiciones de pago que éste determine. Los montos máximos ofrecidos varían con base en el nivel que tengas, horarios y zonas de trabajo. Además, el descuento se realiza vía nómina.

La tasa de interés anual sobre saldos insolutos en el caso del primer crédito, es de 1% hasta su liquidación. En el caso del segundo, de 5%, en 2018. Sin embargo, una gran ventaja es que Pemex cubrirá la diferencia con los intereses que cobre el banco.

 

Leer más: 8 Términos que debes dominar antes de sacar el crédito para tu casa 

 

Créditos Fovissste

Por otro lado, si laboras en alguna institución gubernamental, tienes la opción de acceder a los créditos del Fovissste. Una de las modalidades más solicitadas es el crédito tradicional, el cual se otorga mediante un sorteo anual realizado entre los trabajadores activos estatales.

Para participar, debes tener al menos 18 meses de aportar a la institución. Si resultas seleccionado, podrás elegir una casa con un valor de acuerdo al presupuesto otorgado. En caso contrario, puedes elegir otras alternativas de financiamiento que ofrece el organismo para comprar una casa.


Quiero comprar una casa con mi pareja ¿se puede?

quiero-comprar-una-casa-de-donde-saco-el-dinero-pareja-asesora

Si tú y tu pareja desean adquirir un hogar juntos, pueden acceder a las siguientes opciones de créditos conyugales:

  • Banco o Sofol: Son dos créditos hipotecarios individuales y el descuento es vía nómina. Pueden ser parejas casadas o en concubinato.
  • Infonavit: Suma dos créditos Infonavit, el mayor se otorga al 100% y el otro al 75%. Ambas personas deben calificar para ejercerlo y deben estar legalmente casados.
  • Fovissste: Aplica para matrimonios o parejas en concubinato con hijos en común. Aunque se trata de dos créditos individuales, uno de los cónyuges debe salir sorteado.
  • Infonavit - Fovissste: Une los créditos Infonavit de una persona y el Fovissste de la otra, sin tener que participar en el sorteo. Se otorga el 100% de ambos créditos.

El tema de “quiero comprar una casa, pero no tengo el dinero” es cosa del pasado ¿Ya conocías estas alternativas de financiamiento? Así como estas, existen otras más, por ejemplo CFE, Banjercito, ISSFAM y UADY; es cuestión que analices tu situación y evalúes cuál te conviene elegir para financiar tu hogar sin afectar tus intereses económicos.

Ahora bien, si quieres saber si ya cuentas con un crédito de estos o saber cómo aprovechar el que ya tienes, recuerda que nuestros profesionales inmobiliarios pueden asesorarte totalmente GRATIS para que tomes la mejor decisión. Solicita tu precalificación hipotecaria y descúbrelo.

 

Nuevo llamado a la acción