<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=558084501049291&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">

Paso a paso para subrogar hipoteca rápido y con éxito

Si tienes más de 5 años con tu crédito hipotecario y pagas más del 12% de tasa de interés, puedes considerar una subrogación de hipoteca, lo que se refiere al cambio de la entidad financiera que dio el préstamo por otra que ofrezca mejores condiciones, como una menor tasa de interés, por ejemplo.

Ya sea por un análisis de tu situación financiera o porque te enteraste de alguna oportunidad bancaria y estás considerando aplicar una subrogación de hipoteca, te compartimos algunos pasos sencillos que seguir para que triunfes en el proceso y sea muy benéfico para tu economía.


1. Analiza tus finanzas y determina si conviene el cambio

La subrogación de hipoteca puede no ser conveniente para todos los casos, ya que hay ocasiones en que falta muy poco tiempo para terminar de pagar, por ejemplo. Por lo que es muy importante que revises bien tu contrato, tus pagos y la fecha del término de la hipoteca. Así podrás decidir si el cambio es la mejor opción para ti.


2. Compara bancos

subrogacion-de-hipoteca-asesor

Si has tomado la decisión de llevar a cabo la subrogación de hipoteca, hay diferentes bancos que te ofrecen oportunidades de acuerdo al tipo de crédito que tengas. Algunos manejan una tasa más baja de interés, otros pueden ofrecer diferentes términos en fechas de pago o incluso absorber los algunos gastos que van implícitos cuando haces el cambio.

Revisa tus opciones y compáralas para darte una idea, lo más conveniente es que te des una vuelta por los diferentes bancos para platicar directamente con los asesores ejecutivos y les hagas todas las preguntas necesarias.


3. Pide a tu banco un “estado de cuenta para efectos de subrogación”


Una vez que hayas identificado el banco con el que te gustaría efectuar el movimiento, es necesario que le pidas a tu acreedor actual (tu banco) que te de un estado de cuenta para efectos de subrogación, un documento que debe entregarte dentro de los siguientes 15 días naturales. Este documento es la notificación del banco donde se da por enterado de que estás buscando cambiar de acreedor.

En caso de que tu banco no te entregue el documento en el plazo establecido, es necesario que te acerques a la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), para que te ayuden con tu solicitud.

En este punto, suele suceder que tu mismo banco te propone mejorar las condiciones de tu hipoteca; considera si las opciones que te ofrecen son mejores o iguales que las del banco al que te gustaría cambiarte para que elijas la mejor opción.

 

Descarga gratis: Guía esencial para comprar mi primera casa


4. Entrega los documentos necesarios para la transacción

 

subrogacion-de-hipoteca-documentos-necesarios

Generalmente cuando vas a solicitar la subrogación de hipoteca a otro banco, te solicitan comprobantes que avalen que tienes un buen perfil de solvencia, esto quiere decir que demuestras que tienes un trabajo estable, que pagas puntualmente, y que no tienes demasiadas deudas. Por lo que te solicitarán comprobantes de pago (nómina, por ejemplo) y de domicilio. También los documentos pueden variar dependiendo del banco que escojas.

Suponiendo que sigues con el cambio de acreedor, deberás de entregar todos los documentos necesarios que te solicite, como el estado de cuenta para efectos de subrogación y los antes mencionados. De esta forma el nuevo banco podrá saldar tu crédito al banco anterior y la hipoteca se cambiará, la transacción se habrá efectuado.


5. Pago de Derechos de Registro

Una vez que el movimiento de crédito hipotecario se haya dado, es necesario que efectúes el pago del Derecho de Registro con un notario. Este pago se refiere al costo de inscribir las nuevas condiciones de la hipoteca.


6. Benefíciate del cambio

 

subrogacion-de-hipoteca-familia-casa-nueva

Una vez que todo se haya efectuado con éxito, estarás pagando una nueva cuota mensual de acuerdo a lo que hayas acordado con el nuevo banco, lo que te permitirá hacer un ajuste de tus recursos y sentirte más cómodo mientras continúas pagando tu hipoteca para finalmente ser dueño de tu propia casa.

Si necesitas más información, no dudes descargar la Guía para comprar primera casa:

comprar primera casa