<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=558084501049291&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">

4 mitos del crédito Infonavit que debes dejar de creer

infonavit-4.png

A lo largo de los años, el Infonavit ha funcionado como un vehículo para que muchas familias mexicanas se puedan hacer de un hogar. Al ser un crédito accesible para muchas personas, es natural que exista confusión en cuanto a los requisitos para tramitarlo y el uso del mismo; de hecho, no muchas personas están informadas siquiera si son elegibles para tramitar uno.

Para tener acceso a este financiamiento necesitas ser un empleado activo dado de alta en el IMSS, pues con base en esto, tu edad y salario, te será otorgada una calificación con la que podrás comenzar a tramitar tu crédito Infonavit. Si quieres saber si eres elegible, podemos ayudarte de forma gratuita a obtener una precalificación y saber si eres sujeto a crédito, puedes solicitar una asesoría aquí.

 

Existen muchos mitos alrededor del crédito infonavit, a continuación desmentimos los 4 más comunes para que no tengas ideas erróneas y te animes a tramitar el tuyo:

1. A mayor edad mayor crédito me otorgan

Esto es completamente falso pues al llegar a los 35 años, el Infonavit comienza a disminuir la cantidad de dinero que te puede otorgar, pues al ser un crédito que se piensa con duración a 30 años la institución no tomará el riesgo de que una persona retirada o en proceso de jubilación siga pagando un crédito.

2. Es una opción para todas las personas con trabajo

En realidad el crédito infonavit es sólo buena opción para personas con ingresos menores a los $10 mil pesos (aquellos que probablemente no tengan acceso a un crédito bancario) pero si tus ingresos superan los $20 mil pesos lo que más te conviene es acudir a una institución bancaria para adquirir un crédito que se adecúe más a lo que más necesites.

3. Al jubilarme el crédito se cancela

jubilacion.png

Una vez adquirido, la única manera para deshacer el crédito inmobiliario es liquidando, esto sin importar si ya te jubilaste o no. Entre más cerca estés del retiro, el crédito que te podrán otorgar será menor, pues se entiende que podrías no tener los recursos para liquidarlo y más posibilidades de fallecer antes de terminar de pagarlo.

4. El préstamo es poco e insuficiente

El crédito no siempre cubre el monto total de la vivienda, cuando adquieres una casa no sólo debes contemplar el valor de la propiedad, sino también los gastos iniciales. Para facilitar esto, en el 2017 el monto de los créditos de Infonavit aumentó 70%  permitiendo así beneficiar a los derechohabientes sin importar sus ingresos.

Es muy importante informarnos sobre los créditos hipotecarios para poder siempre sacar el mejor provecho de estos y decidir qué opciones son las que nos convienen más para poder adquirir una vivienda. No dejes pasar la oportunidad de obtener la casa que siempre quisiste por simples rumores.

 

Nuevo llamado a la acción